Las llagas o úlceras bucales son lesiones que aparecen en la boca causando molestias y, en ocasiones, dolor al comer, hablar o lavarse los dientes.

Aunque son un problema bastante frecuente, en principio, no suelen precisar de tratamiento ya que se suelen curar entre una y dos semanas solas.

Limpiar suavemente la boca y los dientes o el uso de medicamentos como antihistamínicos, antiácidos, corticosteroides también te puede ayudar a calmar el malestar.