Hay unas bacterias en nuestra boca que digieren los alimentos y los convierten en ácido. Este se convierte en una placa encima de tus dientes y posteriormente hace agujeros en el esmalte conocidos como caries.

1_ Cepillarnos regularmente los dientes con cepillo, hilo dental y enjuague bucal.

2_ Reducir al máximo el consumo de dulces como caramelos, pasteles o bebidas azucaradas.

3_ Visita regularmente tu dentista, es el que mejor puede ayudarte