El sarro es la placa bacteriana que se ha endurecido sobre los dientes debido al depósito de minerales sobre la placa bacteriana. También se puede formar en el borde de las encías y debajo de ellas y puede irritar los tejidos gingivales.

  1. Comer frutas y verduras -no muy maduras- que obliguen a nuestros dientes a realizar un mayor esfuerzo y mantener nuestras encías fuertes.
  2. Evitar al máximo comer bollería y comer más frutas ácidas ayudará también a mantener el buen estado de nuestros dientes.
  3. Como curiosidad, cabe resaltar que hay gente que aplica la cáscara de la banana para frotársela entre los dientes.